Convirtiéndonos en una ECO Escuela

Aloha College Marbella, primera ECO Escuela de la Costa del Sol.

Al principio del curso académico 2018-2019, Aloha College Marbella se convirtió en la primera escuela ecológica de la costa. Este puede parecer un dato aislado, pero no lo es. En realidad es un paso más del colegio hacia su fuerte apuesta por los valores humanos y su concienciación social.

¿Y qué es una Eco Escuela? Se pueden preguntar algunos… Pues bien, una eco escuela es un centro educativo que ha integrado la sostenibilidad en su modelo pedagógico y de gestión. Es decir, que busca conservar el medio ambiente a través de su comunidad educativa.

Y eso es exactamente lo que ha hecho Aloha College Marbella, que aspira a su primera ‘Bandera Verde de Eco-Escuelas’, que es un premio reconocido internacionalmente por la excelencia en la acción y el aprendizaje ambiental.

¿Qué acciones está llevando a cabo Aloha College Marbella para ser considerada una Eco Escuela?

Estamos llevando a cabo un montón de diferentes actividades entre las que se incluyen los “7 pasos para convertirse en una Eco Escuela”:

  1. Formar un comité ecológico liderado por los alumnos. El Comité Ecológico se asegura de que toda la escuela conozca sus actividades y se reúne regularmente para discutir las acciones ambientales.
  2. Llevar a cabo una Revisión Ambiental para ayudar a la comunidad de la escuela a identificar su actual impacto ambiental.
  3. Un Plan de Acción es clave para el trabajo de una escuela ecológica y debe ser desarrollado con los resultados de la Revisión Ambiental. Tiene que ser específico, medible, alcanzable, realista, oportuno y los alumnos tienen que estar involucrados tanto como sea posible en la elaboración del plan de acción.
  4. Supervisar y evaluar: para saber si se están alcanzando con éxito los objetivos establecidos en el plan de acción, hay que supervisar y medir los progresos realizados. Los resultados de la monitorización deben actualizarse periódicamente y exhibirse para que toda la escuela los vea, y los alumnos deben asumir la responsabilidad de llevar a cabo las actividades de vigilancia.
  5. La vinculación del trabajo ecológico con el plan de estudios, además de aumentar el estatus del programa, asegura que las eco escuelas estén verdaderamente integradas dentro de la comunidad escolar.
  6. ¡Involucrar a todo el mundo! Las acciones no deben limitarse a la escuela. Los alumnos deben llevar a casa ideas para ponerlas en práctica. Es esencial que toda la escuela se involucre y que la comunidad en general sea consciente del programa de Eco-Escuelas que se está llevando a cabo.
  7. Producir un Código Eco, una declaración que represente el compromiso del colegio con el medio ambiente.

Es crucial que los alumnos jueguen un papel clave en el desarrollo del Código Ecológico, ya que esto les dará un mayor sentido de responsabilidad hacia los valores que el Código Ecológico representa.

Y finalmente ¡la Bandera Verde!

Normalmente, después de 3 años de implementar el programa y alcanzar un alto nivel de desempeño en el cumplimiento de estos 7 pasos, las escuelas pueden entonces solicitar y ser premiadas con la Bandera Verde… ¡y ése es nuestro objetivo principal!

print